Como prevenir la ansiedad

Uno de los principales problemas de la población actual es la ansiedad. Puede ser provocada por múltiples factores, entre ellos el ritmo de vida, problemas personales o el mundo laboral. Entre la población joven uno de los más comunes y que preocupa a los expertos es la adicción a las nuevas tecnologías y la ansiedad aparece cuando se priva a los adolescentes de la utilización de los dispositivos móviles, por ejemplo. Además de la respiración diafragmática, para prevenir esa ansiedad os dejamos unos consejos.

Ciberbullying o Ciberacoso

Aunque Internet y las redes sociales son una oportunidad para que los niños se relacionen con el mundo, representan también una amenaza real frente a su intimidad y una forma clara de violencia.

¿Que es el Ciberbullying o Ciberacoso?

Las nuevas tecnologías se han convertido en una forma común de acoso a niños y menores de edad en sus múltiples formas. Cada día, miles de niños sufren a través de internet lo que se conoce como ciberacoso o ciberbullying.

Desde el envío de mensajes desagradables y llamadas acosadoras hasta el envío masivo de fotografías o conversaciones de contenido sexual sin su consentimiento o incluso el engaño pederasta. El también conocido como grooming es el engaño de personas adultas que se hacen pasar por niños para acosar y abusar sexualmente de menores vía online.

Lo que comienza como ciberacoso o ciberbullying se traslada, con frecuencia, a un acoso en la vida real.

Estos son algunos de los consejos que os damos para prevenir futuros problemas. 

Desactiva la sincronización automática

Borrar fotos y vídeos de tu dispositivo no te servirá de nada si tienes activada la sincronización automática con los servicios en la nube de iCloud o Google, algo que suele venir así por defecto.

Sin embargo, puedes cargar manualmente el material que quieras almacenar allí para controlar mejor lo que se guarda y asegurarte de que solo se almacenan las cosas que quieres.

Es algo que puedes configurar fácilmente desde las opciones de ajustes del teléfono en Google+, en el caso de Android, y en iCloud para iPhone.

Oculta tus fotos

En el caso de que quieras guardar las fotos en tu móvil o tablet, existen opciones para esconder los archivos de forma más segura con los llamados “ocultadores de fotos”. 

Estos programas permiten establecer un código PIN o táctil para acceder a algunas fotos:  Picture Safe, Private Photo Vault, Hide Something y KeepSafe son algunos de los más populares.

Controla qué apps tienen acceso a tus fotos

Facebook, WhatsApp, Instagram y cualquier otra aplicación que tengamos instalada en el móvil también puede tener acceso a nuestras fotos a través de los permisos que aceptamos cuando la instalamos. 

Para saber qué aplicaciones lo tienen, los usuarios de iPhone pueden buscarlo entre las opciones de privacidad del teléfono y, en “Fotos”, eliminar el acceso de las app que no quieran que dispongan de él. 

A los usuarios de dispositivos Android no les quedará más remedio que comprobarlo de una en una a través de la configuración de privacidad de cada aplicación. 

Intenta no utilizar WiFi pública para utilizar datos sensibles. 

Los riesgos que asumimos al conectarnos a redes WiFi públicas y gratuitas no siempre compensan los datos que nos ahorramos: exponemos nuestros datos, nuestro tráfico y nuestra identidad a terceros de forma casi total.

Así que, del mismo modo que cuando usamos estas redes no es buena idea hacer operaciones bancarias o consultar datos sensibles, tampoco lo es transferir material  comprometido. Es preferible esperar a tener acceso a una conexión de confianza.

Cuida tus contraseñas

Cuidar de tus contraseñas es fundamental para proteger todo el material que almacenamos en nuestros teléfonos móviles.  Aunque parece evidente, no debemos revelar nunca nuestras contraseñas a nadie. Tampoco es conveniente guardarlas automáticamente en navegadores y equipos compartidos.

Es conveniente usar una sola contraseña por sitio y que estas sean complejas o largas. Tampoco está de más cambiarlas cada cierto tiempo.


Programa Villanueva del Arzobispo ante las drogas

Arranca el programa Villanueva del Arzobispo ante las drogas en el que trabajamos bajo la convicción de que las actuaciones encaminadas a la prevención de conductas y prácticas de riesgo, en un sentido amplio, ya sea consumo de drogas, prácticas delictivas, abandono del sistema escolar, etc., deben ser tratadas bajo la implicación de toda la comunidad, y no de manera unilateral. Con esta premisa esperamos concienciar a la población de Villanueva con planes alternativos al consumo de las drogas. Coordinado por nuestro compañero Javier Ramos Martín-Moreno Educador Social con una larga trayectoria trabajando con menores.

Consejos de seguridad para evitar las agresiones y los abusos sexuales

Si quedas con alguien que no conoces demasiado o desconfías…

  • Queda en un lugar público con más gente, especialmente si quedas por primera vez.
  • Si quedas a solas di a alguien conocido con quién estás y dónde.
  • Evita ir solo o sola en trayectos a pie por lugares poco iluminados y poco transitados.
  • Reacciona siempre a la primera sensación de incomodidad.
  • Si puedes, cambia de lugar o pon la distancia suficiente.
  • Si no puedes cambiar de lugar, haz saber que te están molestando.
  • No pierdas nunca de vista tu bebida y no ingieras ninguna bebida que no hayas visto servir. Hay el riesgo de que te pongan alguna droga en la bebida.
  • No subas a vehículos de una persona que acabas de conocer ni entres en su casa, aunque parezca de confianza. Si te quedas solo o sola, es preferible que llames a alguien conocido, sea la hora que sea.

Si crees que estás en peligro de sufrir una agresión o abuso sexual…

  • ¡Sal corriendo!
  • Si no puedes huir, intenta defenderte.
  • Haz el máximo ruido posible, alguien te puede oír y pedirá ayuda. Una estrategia es gritar FUEEEGO! Alerta muy rápidamente a la gente.
  • Avisa a las personas que tengas cerca.
  • Llama al teléfono de emergencias 112; es gratuito.
  • Si no quieres mantener relaciones sexuales DI NO!!! Nadie te puede obligar.

Consejos de autoprotección con las nuevas tecnologías

  • Genera contraseñas seguras (combina letras y números, mayúsculas y minúsculas) y no las compartas.
  • Antes de colgar contenidos a Internet piensa que se pueden viralizar, dejas de tener control sobre los contenidos y pueden durar toda la vida.
  • No cuelgues datos personales, fotografías, ni tu ubicación en Internet porque es muy fácil perder el control de la información que publiques.
  • Si decides enviar imágenes, valora que la persona destinataria pueda proteger tu intimidad y privacidad.
    . No compartas imágenes ni vídeos que recibas si no tienes el consentimiento de la persona que sale a las imágenes.
  • Desconecta o tapa la cámara del ordenador si no la utilizas.
  • No descargues archivos adjuntos de enlaces de remitentes desconocidos.
  • No aceptes regalos de personas que no conozcas.
  • Desconecta la geolocalización.
  • Configura de manera correcta las opciones de privacidad de las redes sociales.

¿Qué tienes que hacer si sufres violencia a través de las nuevas tecnologías?

  • No te sientas culpable: recuerda que tú no podías saber las malas intenciones del asediador. Por lo tanto, el único que está cometiendo un delito, el único culpable, es el asediador.
  • No destruyas las pruebas del acoso: conversaciones, correos, fotos. A veces, el sentimiento de culpabilidad te lleva a destruir todo eso para que no te descubran o para no recordar lo que te está sucediendo. Es importante conservar estas pruebas para que le sirvan a la policía para encontrar al asediador y demostrar el delito.
  • Pide ayuda a una persona adulta. Aunque sientas vergüenza o culpabilidad recuerda que la única persona que te puede ayudar a salir de esta situación es un adulto de confianza.
  • Toma medidas legales. Denuncia. Colabora con tus padres o con una persona adulta de confianza a la hora de poner la denuncia. Eso es importante para poner fin a la situación de acoso.