Entre las emociones de la familia del amor se encuentran las más necesarias y positivas de todas las emociones. El amor lleva al cuidado y protección de lo amado. El amor es la emoción fundamental de la que todos nos nutrimos. Cuando los niños se sienten amados y seguros, aprenden lo que es el amor y les resulta fácil amar a los demás. También calificado como sentimiento por algunos autores (el sentimiento aparece cuando el cerebro interpreta la emoción), el amor puede expresarse en muchos grados. Los seres humanos tenemos la capacidad natural para amar, para establecer lazos afectivos con otros seres. Hay varios tipos de amor: El amor propio, el amor fraternal, el amor romántico… Cuando estamos enamorados lo reflejamos en todo nuestro ser; en el aspecto físico, en los pensamientos, en nuestra forma de actuar y de relacionarnos. Aunque algunos autores (R. Aguado) le dan categoría de emoción básica, nosotros, con carácter didáctico, hemos incluido la admiración dentro de esta familia, al considerar que al admirar algo o a alguien, en cierto modo, lo amas. Al sentir admiración se desarrollan las neuronas espejo (ves como lo hacen los otros, miras, admiras e imitas). Cuando miramos la naturaleza estamos en calma, sin juzgar, sin criticar, admirandola tal cual es y eso nos tranquiliza. Físicamente: Sentimos el amor en el pecho y los brazos, además favorece la concentración mental, la determinación y la creatividad. Las pupilas se dilatan, la temperatura corporal aumenta, es fácil ruborizarse, que las manos suden, se reduce el estrés y disminuyen los ritmos cardíaco y respiratorio. La mucosa prolifera y se saliva más, suele decirse que “se nos cae la baba”. El amor actúa como un analgésico contra el dolor. Las respuestas más habituales cuando sentimos amor son: Tener la necesidad de dar y de expresarlo (besos, abrazos, caricias), nos ofrecemos en entrega respetuosa. Pero también puede expresarse amor a través del acoso, de la posesión, los celos, el apego exagerado y el control antinatural del ser querido. Algunos ejemplos: Siento amor hacia mi pareja, hacia mi familia y mis amigos, hacia los animales, la naturaleza, por la música, por un lugar determinado, cuando oigo la voz de mi madre y mi padre, cuando me cantan canciones para dormir o me leen un cuento, hacia todo lo que me hace sentirme feliz…